De Copas / 23 23UTC julio 23UTC 2014

Buenos Aires: A beber que hace frío

Las bajas temperaturas no son excusa para no salir: los bares porteños esperan con propuestas renovadas y buena coctelería para entrar en calor.

El invierno puede, a veces, no ser muy compatible con las salidas nocturnas. Pero eso no es algo negociable en Buenos Aires, donde la vieja frase de ‘la ciudad que nunca duerme’ tiene vigencia todo el año. En esta selección, les propongo no sólo  descubrir buenos bares, sino también a deleitar el paladar con cocteles que templan el cuerpo y el espíritu.

Bares que son viajes en el tiempo

En Verne, todo en el ambiente –de estética steampunk- recibe como un refugio perfecto para escapar del invierno.
En Verne, todo en el ambiente –de estética steampunk- recibe como un refugio perfecto para escapar del invierno.

Entrar a Verne es transportarse a los universos fantásticos que ideó el inspirador de su nombre, Julio Verne. Todo en el ambiente –de estética steampunk- recibe como un refugio perfecto para escapar del invierno: los sillones Chesterfield de cuero, las alfombras persas, las paredes recubiertas de hierros que simulan engranajes antiguos.

Fede Cuco y su equipo esperan detrás de la barra de Verne.
Fede Cuco y su equipo esperan detrás de la barra de Verne.

Aunque no se trata sólo de la atmósfera: Federico “Cuco” Lorenzoni espera detrás de la barra junto a su equipo, con una carta que impulsa ese viaje sensorial al que invita Verne.Se pueden degustar cócteles de autor con ingredientes originales, además de los tragos clásicos de principios del siglo XX y una amplia variedad de absentas francesas. El invierno también se refleja en las propuestas de la carta: “Buscamos lo estacional: manzanas, peras, frutos rojos, cítricos. Hacemos más tragos con whisky, bourbon, ron añejo, y también hay licencia cocteles más calóricos”, explica “Cuco”. Pasar el frío puede ser más amable con un Hot Toddy, a base de whisky caliente, miel, limón, Hesperidina y té negro, con canela y anís. O bien el Buttered Rum ‘estilo Cuco’ con ron, agua caliente y manteca especiada.

low opium
A base de Bourbon, el Opium Fashioned es uno de los clásicos invernales de Verne Club.

Otro trago que ya es un clásico del bar es el Opium Fashioned, con Bourbon, almíbar de té negro, bitter de naranja y humo de eucalipto.

Victoria Brown, un hidden bar que abrió a principios de 2014.
Victoria Brown, un hidden bar que abrió a principios de 2014.

Escondido detrás de la fachada de una coqueta cafetería, está el hidden bar Victoria Brown. Hay que atravesar una pared para encontrarse con la imponente barra de mármol de diez metros y una escenografía que transporta a la época de la revolución industrial –entre caños galvanizados, barricas y murales- y a una historia de amor jamás comprobada entre la Reina Victoria de Inglaterra y su criado, John Brown.

Una escenografía que transporta a la época de la revolución industrial, en Victoria Brown Bar.
Una escenografía que transporta a la época de la revolución industrial, en Victoria Brown Bar.

“Inspirarnos en la era de la invención nos hace atemporales en los cocteles”, explica Ezequiel Rodríguez, director de bebidas de VB. Aún así, el sector de la carta “amaderado” es el que más tienta en invierno, con cocteles que muestran los distintos estados de la madera y distintas técnicas, como el añejado, la maceración de carbón y el ahumado. Para Rodríguez, el frío no invita sólo al whisky, sino también a bebidas que den más volumen y calidez en boca y que hacen más espirituoso un coctel, como un brandy o un ron añejado. Sus recomendados: el AlleyCat , a base de mezcal, jerez, Patrón Citronage y bitter ahumado, o el Cobre, un cocktail que mezcla ron Bacardi 8 años con jerez, peras, miel y bitter y se sirve en un vaso aromatizado con una nube de roble americano. Ideal maridarlo con la opción de queso y dulce de la casa, que es brie con chutney de remolacha.

Terrazas que invitan, aún con frío

Leitmotiv es una de las grandes aperturas del 2014. Su terraza, con barra independiente, un must.
Leitmotiv es una de las grandes aperturas del 2014. Su terraza, con barra independiente, un must.

En verano, un trago al aire libre es siempre un placer extra. Parecería algo vedado al invierno, pero afortunadamente, no es tan así: muchos bares que tienen su sector bajo las estrellas no resignan estos espacios por bajas temperaturas. Con barras independientes y calefacción asegurada, Leitmotiv y Rey de Copas son dos de los que seducen con sus terrazas. Fruto del sueño de un grupo de amigos, Leitmotiv basa su propuesta en una carta de alta coctelería –diseñada por Chula Barmaid de Harrison-, que marida a la perfección con la cocina de mercado de Maxi Luque. Hay platos principales y sándwiches con panes caseros, donde prima lo fresco y de estación. Para disfrutar en la terraza, el recomendado son los ‘small plates’, la versión del tapeo de la casa, que se acompaña a cocteles invernales como el “Il novvo Old Fashioned”, la reversión del clásico a base de whisky irlandés, fernet, azúcar y perfume de naranja.

Martín Vespa, jefe de barra en Rey de Copas.
Martín Vespa, jefe de barra en Rey de Copas.

Por su parte, Rey de Copas inauguró su nueva terraza con barra propia justo con los primeros fríos. El bar, emplazado en una antigua maison de principios del siglo pasado y repleto de obras artísticas de Sebastián Páez Vilaró –uno de sus propietarios-, espera con una nueva carta de tragos pensada para la temporada invernal, además de propuesta gastronómica renovada, a cargo de Mariano Fitipaldi. La recomendación de su jefe de barra, Martín Vespa, es el Glühwein, una preparación europea típica en la que se hierve vino con azúcar, pieles de cítricos, peras y especias.

Un cocktail y música, por favor

El Gran Danzón es un clásico porteño. Los miércoles son de jazz.
El Gran Danzón es un clásico porteño. Los miércoles son de jazz.

Si a una buena barra, además de buenos cocktails se le suma buena música, la idea de salir de la oficina y no rumbear a refugiarse en casa sino en el bar, es imbatible. Es la propuesta de Gran Danzón, clásico porteño desde hace más de quince años, donde desde hace una década, los miércoles son sinónimo de jazz, y se puede disfrutar de música en vivo. Lo llamativo de la carta del Danzón es que el trago clásico no es justamente invernal, y así y todo, no pierde vigencia en todo el año, según explica Hernán Calliari, manager del bar. Con ocho variedades en la carta, las “caipis” están totalmente desestacionalizadas. Entre la amplia selección de cocteles, hay otros más amables con el frío como el Negroni, que se ofrece clásico o reversionado en otras cuatro propuestas.

Elegante Cocktail –gin, oporto, cynar y bitter de naranja-, uno de mis elegidos en BASA.
Elegante Cocktail –gin, oporto, cynar y bitter de naranja-, uno de mis elegidos en BASA.

Desde el Bajo porteño, BASA propone buena música, también los miércoles. Esta vez con una onda ‘retro’, en la que DJ Blasius pasa una selección de su colección de vinilos. La barra comandada por Ludovico De Biaggi apuesta a subir la temperatura con un Rotten Apple Punch –Cynar, Martini Rosso, sidra, cordial de pomelo, limón y canela- o un Elegante Cocktail –gin, oporto, cynar y bitter de naranja-.

Refugios en la ciudad

Bernata está inspirada en las tabernas españolas. La especialidad, el gintonic.
Bernata está inspirada en las tabernas españolas. La especialidad, el gintonic.

Buenos Aires encierra muchas ciudades en una, y eso se replica, también, en sus buenas barras. Españolísima como su dueña, Bernata tiene su inspiración en las tabernas madrileñas contemporáneas, donde la esencia está puesta en los platos emblemáticos de la cocina española, buenos vinos y buenos coctéles, con el gintonic como trago insignia. Entre las quince variedades que tiene la carta diseñada por Tato Giovannoni, hay versiones invernales como el Milán en rama, gintonic al que se le agrega té de manzana, angostura y granos de pimienta roja. Para acompañar, la recomendación de la dueña de casa, Luz Fernández García, es alguna de sus tapas de autor, como el ‘huevo roto 2.0’ –cocido a baja temperatura y con puré de hongos- o el pulpo según Bernata, una renovación del pulpo a la gallega.

Desde Harrison, Chula Barmaid entra en escena con su Mona Lisa. PH Santi Duarte
Desde Harrison, Chula Barmaid entra en escena con su Mona Lisa. PH Santi Duarte

Con aires neoyorquinos y todo el glamour de los años ’20, The Harrison Speakeasy es un bar oculto tras un sofisticado restaurante de sushi. Allí espera una barra de lujo comandada por Seba García -actual mejor bartender de Argentina-. Chula Barmaid es una de sus estrellas: para ella el bar es la puesta en escena y los cocktails, su mejor obra. Quizá por eso se inspiró en la Mona Lisa para crear el trago que lleva su nombre, perfecto para las noches frías: gin infusionado con jalapeños, hespiridina, reducción de frutos rojos y pomelo. Picante, fresco y amargo a la vez, el Mona Lisa es un transporte en el tiempo mucho más atrás de la época de la ley seca. La propuesta invernal también incluye reversiones de clásicos, como el Sazerac Regal que propone Seba García: Chivas Regal, almíbar, bitter casero, absenta y cáscara de limón.

Whisky, siempre whisky

Si hace frío, el whisky nunca falla. El Perfect Serve lleva Johnnie Walker Gold Label Reserve, abundante hielo partido y una rodaja de naranja.
El Perfect Serve con Johnnie Walker Gold Label Reserve.

Si hay una bebida que inspira a entrar en calor en invierno, es el whisky, el rey de los destilados. “El whisky es una bebida que tiene una larga historia, y ha evolucionado sin perder su identidad, adaptándose a nuevos consumidores y nuevas formas de consumo. Se ha ido democratizando y rompiendo prejuicios”, explica Juan Carlos Baucher, Embajador de Johnnie Walker, marca con casi dos siglos de historia. “En esto no sólo los consumidores cambian, sino también las maneras de consumir”, agrega Adriano Marcellino, Brand Ambassador Spirits de Diageo. “Ya quedó afuera la idea de que el whisky se bebe solo. Los blends, sobre todo, admiten múltiples maneras de beberse, con un golpe de agua para despertar sus aromas más profundos, con hielo o en un cocktail”, cierra. Un recomendado para iniciarse es el ‘Perfect Serve’, que lleva Johnnie Walker Gold Label Reserve –cremoso, de notas dulces y sabor a frutas y miel-, abundante hielo partido y una rodaja de naranja.
Daniela Dini para Cielos Argentinos.

Direccionario
Verne: Abierto todos los días desde las 21hs. Av. Medrano 1475
– Leitmotiv: Cabrera 5696
– Rey de Copas: Gorriti 5176
– Gran Bar Danzón: Todos los días, happy hour de 19 a 21. Libertad 1161
– BASA: Basavilbaso 1328
– Bernata: Uriarte 1610
The Harrison Speakeasy:
El ingreso es con membresía, o vía Restorando.com. Malabia 1764
– Isabel: Recomendados los cocktails con la variedad de whisky Johnnie Walker Gold Reserve. Uriarte 1664
– Victoria Brown: Costa Rica 4827
– Pizza Cero: Además de buena pizza, buenas caipiroskas. Av. del Libertador 1800

Deja tu comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *

çankaya escort,şirinevler escort,eryaman escort,pendik escort,mecidiyeköy escort,ankara travesti,çankaya escort,ankara escort,beylikdüzü escort,pendik escort,ankara escort,kurtköy escort,şişli escort,rus porno,