Baires, Bocacalle, Coolture, Lifestyle, Travel, Urbanstories / 30 30UTC enero 30UTC 2017

Mi subida a la punta del Obelisco, una aventura urbana para #Bocacalle

Sueño cumplido: ¡me subí a la punta del Obelisco!

La felicidad con casco y todo.
La felicidad con casco y todo.

Buscando una nota especial para la edición número 400 de Brunch, el programa por FM Metro951 donde cada domingo hago mi sección #Bocacalle, descubrí una casualidad muy divertida: el Obelisco porteño se construyó para conmemorar los 400 años de la primera fundación de Buenos Aires. ¿Y qué mejor que linkear la ‘causalidad’ del 400 para transmitir desde el ícono de la ciudad?

Cómo llegué al Obelisco:

67,5 metros, que equivalen a 22 pisos, que suman 206 escalones... ahí vamos.
67,5 metros, que equivalen a 22 pisos, que suman 206 escalones… ahí vamos.

No fue fácil: la subida al Obelisco no es una atracción turística. Para poder ‘hacer cumbre’, se requieren muchas medidas de seguridad porque en su interior no hay un ascensor, ni una escalera caracol, ni nada que haga el ascenso muy sencillo. Los casi 68 metros que hay que subir para llegar a la punta se hacen, literalmente, trepando. Dentro del Obelisco hay una escalera marinera y siete descansos. En cada uno, con el acceso abierto, personal de Defensa Civil y del SAME, cambiando y ajustando sogas, porque se llega sólo con casco y arnés, fuerza de voluntad y nada de vértigo. O al menos en mi caso funcionó no mirar para abajo…

HB4116
Busqué TANTO hacer esta nota que no había pensado en qué sentiría cuando llegara el momento de poner el pie en el primer escalón. Mamita querida.

En 2016 hubo un evento particular que permitió el ascenso de 80 vecinos, que fueron sorteados para celebrar, desde arriba de todo, los 80 años del Obelisco. Cada uno de ellos, y yo, el pasado 19/1, subimos los 67.8 metros que mide el Obelisco, que se traducen en un equivalente a un edificio de 22 pisos y requiere la ‘destreza’ o mejor aún, la gran voluntad, de subir sin inmutarse los 206 escalones de la escalerita marinera que exige manos y pies para llegar arriba. Ahí, la recompensa es única: las vistas desde cada cara del Obelisco son impresionantes y vale la pena el esfuerzo, la tensión, los nervios, el calor -enero en Buenos Aires es complejo, imagínense ahí adentro…-.

Mágica Buenos Aires

En este video pueden ver la ‘hazaña’ y subir conmigo :):

Para completar la experiencia, post subida y al aire por FM Metro, entrevisté a Gustavo Luraschi, Presidente de la Asociación Amigos de la Av. Corrientes, Peatonal Lavalle y Obelisco. Aquí pueden escuchar la nota:

Con mi colega y amigo Manu Torino.
Con mi colega y amigo Manu Torino, haciendo cumbre.

Agradecimientos especiales al Ministerio de Ambiente y Espacio Público del Gobierno de la Ciudad -Matías Ruiz, Analía Fabre y Equipo-, por hacer posible la subida. A Gustavo Luraschi de la Asociación Amigos de la Av. Corrientes, Peatonal Lavalle y Obelisco. A mi colega y amigo Manuel Torino, que además de ‘hacer cumbre’ conmigo hizo cámara para registrar la experiencia, y a Natalia Bossio que hizo su magia en la realización.

Con el apoyo de Motorola Argentina | MotoZPlay | Más info en #BocacallebyMotoZPlay

Daniela Dini para #Bocacalle | Brunch FM Metro 95.1

 

Deja tu comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *

çankaya escort,şirinevler escort,eryaman escort,pendik escort,mecidiyeköy escort,ankara travesti,çankaya escort,ankara escort,beylikdüzü escort,pendik escort,ankara escort,kurtköy escort,şişli escort,rus porno,şirinevler escort,