Ocho razones para esquiar en Aspen

¿Dejar la sensación térmica de arriba de 35° de Buenos Aires y cambiarla por temperaturas bajo cero? ¿Cambiar arena, sol y playa en el verano austral por montañas tapizadas de nieve? Es que cuando es plena temporada de verano en el hemisferio sur, en el norte es el momento más esperado del año para los amantes del ski, el snowboard y otros deportes invernales. La temporada en Aspen, uno de los ski resorts más famosos de Estados Unidos -y del mundo-, empezó formalmente con el Día de Acción de Gracias, a fines de noviembre de 2017 y allí estuve para la inauguración del ciclo 2017-2018. Desde ese momento, se extiende atravesando nuestro verano austral hasta el mes de abril. Marzo suele ser el mes más elegido por los argentinos, por la similitud climática con el hemisferio sur. Es en esa época en la que, esquiar en Aspen, se parece más al ski local. No obstante, toda la temporada tiene su encanto: paisajes fascinantes -donde los árboles Aspen y pinos enmarcan las montañas-; nieve de la mejor calidad; pistas para todos los niveles donde no hay que hacer largas filas ni esperar en los medios de elevación; los après ski más exclusivos, hoteles de alta categoría y residencias al pie de la montaña ski in-out; y celebridades que la eligen como ‘el’ lugar para empezar el año -Bella Hadid, Leonardo Di Caprio, Paris Hilton, Kim Kardashian son sólo algunos de los habitués-. Aquí algunas razones más para convencerte de que es una gran idea volar hacia las temperaturas bajo cero del norte (y no es inaccesible), tal como lo conté en Maleva.

  1. Es uno de los centros de ski más importantes del mundo: Ubicado en el estado de Colorado, en el centro oeste de Estados Unidos, Aspen está literalmente en el corazón de las montañas Rocallosas. Es de los primeros centros de ski de Estados Unidos y el primero de su estado. En 1935, después de que dejaran de funcionar las minas de plata de la zona, se empezó a planear el ski resort. Las primeras pistas se inauguraron recién en 1947 con Aspen Mountain y desde entonces se fueron agregando las otras, Buttermilk, Aspen Highlands y Snowmass -que este pasado diciembre celebró su 50° aniversario con una gran fiesta donde se vendieron más de 10,000 tickets al precio original de su apertura en 1967… US$6.50!-.
  2. Nieve de calidad, toda la temporada: La nieve es seca y en polvo, con una calidad que la hace única por su ubicación geográfica privilegiada en el centro de las montañas, sin humedad, ya que está a miles de kilómetros de cualquier océano.
  3. Hay opciones para todos los niveles: El ski resort está compuesto por cuatro montañas, todas interconectadas entre si con transporte público gratuito y shuttles con wi-fi. Buttermilk es ideal para niños, familias y principiantes, al igual que Snowmass que tiene pistas para todos los niveles -y esta temporada inauguró una montaña rusa en el medio del bosque- . Aspen Mountain es para intermedios y avanzados y Aspen Highlands para avanzados. Con su pase, el esquiador tiene acceso a todas las pistas, en las cuatro montañas.
  4. No es inaccesible: Aspen es conocido como un destino de lujo, pero hay que desmitificarlo: el ambiente es familiar y los precios no son inalcanzables. De hecho, reservando la semana de ski con antelación, se pueden conseguir grandes descuentos con precios que son muy similares a los de esquiar una semana en Argentina. En promedio, con compra anticipada, el pase con rental incluido cuesta entre 500 y 800 dólares la semana. También con reserva temprana, una semana con alojamiento, pases y equipo, puede rondar los U$S1200 por persona, en base doble.
  5. Gran servicio en las pistas y rentals con los mejores equipos: La organización en las pistas es impecable y todo está pensado para no tener que esperar ni hacer filas interminables. Para todo esquiador, el tiempo es oro y en Aspen, lo vale. Al pie de cada pista hay detalles únicos como protector solar, sidra y bebidas calientes y tissues al servicio del esquiador. Otro detalle importante es que los rentals tienen equipos nuevos, divididos en categorías standard y premium, todos de alta calidad.
  6. Los après ski más exclusivos: Si hay un clásico para todo esquiador, es el après ski o after ski. En Aspen son súper famosos los que se hacen en la barra del exclusivo hotel The Little Nell -un Relais & Château de lujo-, en el lobby del tradicional Limelight Hotel, el del Sky Hotel que incluye jacuzzi y DJ’s en vivo, o el buscado Cloud Nine, un bistró de sólo 40 cubiertos en la cima de Aspen Highlands, donde la especialidad es la raclette. No faltan en ningún après ski la sidra caliente ni la fondue.
  7. Ciudad sofisticada con alma de pueblo: Tiene sólo 7000 habitantes y no más de 10km2 de extensión, pero concentra restaurantes y hoteles de lujo, tiendas de marcas internacionales y lugares icónicos como la Ópera Wheeler o el Aspen Art Museum especializado en arte contemporáneo y con un edificio que lleva el sello distintivo del arquitecto Shigeru Ban. Además, en Aspen tienen lugar grandes eventos mundiales como el Snow Polo, los X-Games , la US Grand Prix y el Audi FIS World Cup, entre otros.

Cómo llegar: Se puede llegar vía Denver, capital del estado de Colorado, a 354km de Aspen. Copa Airlines tiene vuelos directos desde Buenos Aires vía Panamá desde diciembre de 2017.  También hay otros aeropuertos cercanos como Eagle County a 113km o Grand Junction a 209km. Al Aspen/Pitkin County Airport, el aeropuerto local, llegan vuelos nacionales y privados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *