Torres del Paine, Chile: un viaje a los confines del mundo

Destino de trekkers y aventureros de todo el mundo, en el sur más sur. Todos los tips para vivir Torres del Paine y mi experiencia en el imponente Hotel Tierra Patagonia.

Un viaje hasta el sur más sur, y el paisaje más imponente como recompensa. PH. Chino Albertoni
Un viaje hasta el sur más sur, y el paisaje más imponente como recompensa. PH. Chino Albertoni

La brújula marca el sur más sur. Hay que viajar cuatro horas desde Punta Arenas, Chile, por la Ruta del Fin del Mundo -o  casi cinco horas por tierra desde Calafate del lado argentino, para encontrar la otra esmeralda de la Patagonia chilena.

Miradas curiosas en el camino. PH. Dani Dini
Miradas curiosas en el camino. PH. Dani Dini

Allí, en los confines, espera la que es la octava Maravilla del Mundo, declarada Reserva de la Biósfera por UNESCO. El Parque Nacional Torres del Paine ocupa 227 mil hectáreas de paisajes maravillosos a los que parece no hacerle justicia ningún título mundial. Está en el sur más sur, ahí quizá donde la Patagonia muestra su cara más hostil, y no por ello deja de ser de una belleza abrumadora.

Una de las postales posibles en el Parque Nacional Torres del Paine. PH. Chino Albertoni
Una de las postales posibles en el Parque Nacional Torres del Paine. PH. Chino Albertoni

Parte de la Región de Magallanes y de la Antártica de Chile, enclavado entre la Cordillera de los Andes y la Estepa Patagónica, en la provincia de Última Esperanza, el parque lleva el nombre de las tres torres que son sus protagonistas y eternas vigías, aunque en el camino los ojos y el corazón se pierden entre los valles, los lagos imponentes, la naturaleza que late, viva.

Es “el” destino para los trekkers de todo el mundo, y uno de sus circuitos más famosos es el de la “W”, que delinea su ruta en un zigzag, como la consonante.

Este Parque Nacional tiene uno de los circuitos de trekking más famosos del mundo.
Este Parque Nacional tiene uno de los circuitos de trekking más famosos del mundo.

Se trata de un recorrido de cuatro días en el que se caminan cerca de 55 kilómetros y la aventura es completa: se puede comer y dormir en los refugios que están dentro del circuito. Si bien hay guías y agencias que lo organizan, el trayecto está marcado y puede hacerse en forma independiente.

Todo paisaje emociona, y cada caminata es un desafío distinto. Mi selfie desde el punto donde estaba, cuando el Chino Albertoni tomó la increíble foto de portada que ilustra esta nota.
Todo paisaje emociona, y cada caminata es un desafío distinto. Mi selfie desde el punto donde estaba, cuando el Chino Albertoni -desde la ladera de enfrente- tomó la increíble foto de portada que ilustra esta nota.

Es un destino con mucho por hacer y donde toda actividad siempre será intensa. Así lo exige el lugar, aún cuando se trate del hit, que parece pasivo pero no lo es: contemplar el amanecer entre las Torres.

Amanece en las Torres. PH. Chino Albertoni
Así amanece en las Torres. PH. Chino Albertoni

El desafío es verlas así, verlas como naciendo, dibujándose en el horizonte en una diversidad de tonos anaranjados indescriptible, hasta erigirse reinas y señoras del parque. Es una de las postales más imponentes de las que uno pueda ser testigo y exige un buen madrugón, clima hostil mediante.

Y así, atardece. Breathtaking. PH. Chino Albertoni
Y así, atardece. Breathtaking. PH. Chino Albertoni

Las cabalgatas también están a la orden del día, sea de una estancia a otra o uniendo distintos puntos para adentrarse en los antiguos bosque de lengas y llegar algún punto con vistas panorámicas del Macizo Paine.

Con frío y todo, cabalgata en la montaña. PH. Chino Albertoni
Con frío y todo, cabalgata en la montaña. PH. Chino Albertoni

Un dato importante: La temporada se extiende de septiembre a fines de abril y por la hostilidad del clima durante el año, el verano es la época ideal para visitar el Parque y disfrutarlo al 100%.

De picnic en el parque.
De picnic en el parque.

Dormir en el Tierra Patagonia

Imponente, el Tierra Patagonia se mimetiza con el entorno increíble en el que está. PH. Chino Albertoni
Imponente, el Tierra Patagonia se mimetiza con el entorno increíble en el que está. PH. Chino Albertoni

A orillas del Lago Sarmiento, el Hotel Tierra Patagonia es una joya de la arquitectura moderna, que mira al Macizo Paine y se mimetiza inexplicablemente con el lugar: a la distancia, no se distingue en el horizonte.

Parte del interior del Tierra Patagonia. PH. Dani Dini
Parte del interior del Tierra Patagonia. PH. Dani Dini

Allí me hospedé durante mi viaje a Torres del Paine, y fue una experiencia maravillosa. Premiado por su arquitectura, sustentable y acoplada al entorno, es obra de la arquitecta chilena Cazú Zegers. Su inspiración: se trata de “habitar el territorio” bajo la concepción de que “el territorio es a América, lo que los monumentos son a Europa”. De líneas puras y materiales autóctonos, la forma se fusiona con el espacio.

Uno de mis espacios favoritos en el hotel.
Uno de mis espacios favoritos en el hotel.

Está abierto de septiembre a abril, durante la temporada hábil del destino y su tarifa incluye todas las comidas, traslados y excursiones posibles en el parque.

El spa en el Tierra Patagonia, una experiencia aparte. Las vistas, al Lago Sarmiento.
El spa en el Tierra Patagonia, una experiencia aparte. Las vistas, al Lago Sarmiento.

Hospedarse allí es una verdadera experiencia de inmersión y conexión con el lugar, con todos los lujos posibles, donde se destaca el spa, por ejemplo, desde donde se puede mirar al lago y el cordón montañoso desde la pileta climatizada | www.tierrahotels.com

El circuito W, paraíso de trekkers

Con mi amiga y colega Julieta Tarres, en pleno trekk por el Parque Nacional Torres del Paine.
Con mi amiga y colega Julieta Tarres, en pleno trekk por el Parque Nacional Torres del Paine.

Para los aventureros, el parque es famoso por su Circuito W -conocido así por la forma del camino-, un recorrido de cuatro días en el que se caminan cerca de 55 kilómetros y podés alojarte y comer en los refugios que están dentro del circuito.

IMG_20150905_155705

Si bien hay guías y agencias que lo organizan, el trayecto está marcado y puede hacerse en forma independiente. Es fundamental tomar todos los recaudos: planificar el tiempo de caminata y los horarios de arribo a los refugios, chequear las condiciones climáticas antes de salir y las provisiones que lleves (como también llevar todos los residuos con vos) y guiarse con un mapa del sendero a recorrer, para respetar las rutas y señalizaciones del parque y así tener marcados los puntos panorámicos de cada día, que son muchos y todos imperdibles.

Paine 5

Para los que no quieran hacer algo tan intenso, hay circuitos de trekking con vistas imponentes para todos los niveles, de todo un día o pocas horas.

¿Qué hacer en Torres del Paine?

Hay mucho por hacer, dependiendo del tiempo y el nivel físico, pero este es mi top five básico, apto para todo aquel que llegue hasta este lugar. No se pueden volver a casa sin…

El sol bien en alto en las Torres. PH. Chino Albertoni
El sol bien en alto en las Torres. PH. Chino Albertoni

Contemplar el amanecer entre las Torres: Vale la pena madrugar para tomar la postal más famosa, con el sol saliendo entre las Torres del Paine que las tiñe de naranja. Hay varios puntos panorámicos para elegir desde dónde verlas.

Nada como cabalgar por la montaña. PH. Chino Albertoni
Nada como cabalgar por la montaña. PH. Chino Albertoni

Hacer una cabalgata en la montaña: Conectar con el lugar a caballo, entre un antiguo bosque de lengas y vistas al Lago Sarmiento desde la Estancia Lazo, para llegar a un punto con vistas panorámicas del Macizo Paine.

Glaciar-Grey002

Caminata al lago y glaciar Grey: Atravesar el puente colgante sobre el río Pingo y llegar a una playa solitaria, donde se puede ver el glaciar que sorprende por su color azul intenso. En medio del lago flotan también los icebergs, como cubitos desprendidos del gigante. Con reserva previa, también se puede navegar en la embarcación del lago.

Mirando al Pehoé. PH. Chino Albertoni
Mirando al Pehoé. PH. Chino Albertoni

Picnic a orillas del Pehoé: De un verde esmeralda indescriptible, el punto que mira desde lo alto a la hostería más antigua del parque, es una de las fotos más buscadas. A orillas del lago Pehoé hay un camping para pasar el día, hacer un picnic o, para los que hacen trekkings más largos, acampar.

calafate-sour-de-buena-mesa

Probar el Calafate Sour: A base de pisco, se prepara con calafate, fruto típico patagónico de la familia de las berries.

La vista desde mi habitación en el Tierra Patagonia.
La vista desde mi habitación en el Tierra Patagonia.

Cómo llegar: La opción más directa es volar de Buenos Aires a Calafate y luego son cerca de cinco horas de transfer por tierra. LAN vuela a Calafate con 1 frecuencia diaria | Ventas & Consultas LAN | 0810-9999-526 | www.lan.com

Desde Chile, hay que volar vía Santiago hasta Punta Arenas más cuatro horas por tierra por la Ruta del Fin del Mundo.

Hasta la próxima, Patagonia. PH. Chino Albertoni
Hasta la próxima, Patagonia. PH. Chino Albertoni

 

Gracias Hotel Tierra Patagonia y  LAN Argentina por este viaje inolvidable!

Gracias The North Face por acompañarme en todos mis viajes de aventura. 

Daniela Dini para The Urbanhunter Project 

 

 

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *